la gestión cultural

Por: Arturo Joel Padilla, Director General del Forum Cultural Guanajuato

@Arturo_Joel_PC

Los gestores culturales en nuestro país debemos responder a la realidad social como punto de partida de las acciones que emprendemos. Desde la visión de Baruch Spinoza que comparto de manera emotiva, nos debemos al otro, a los demás; nuestras acciones deberán en todo momento pensar en la otredad como condición de diálogo y de generación de condiciones existenciales con amplio sentido y compromiso en la formación de seres humanos íntegros.

De Julio a Agosto del 2010 el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes realizó La Encuesta nacional de hábitos, prácticas y consumos culturales en todo el país, que, además de constituir las razones por las cuales la cultura debe de ser una prioridad, también conforma un punto de partida para cualquier proyecto cultural que se intente emprender. La revisión era obligada a cien años de una de las revoluciones sociales más importantes del mundo, acompañada de cambios necesarios en las políticas culturales del país. Para muestra puedo mencionar que en el año 2002 contábamos con 1,058 museos cuando cien años antes contábamos con 38 en toda la República Mexicana.

Sin embargo, la encuesta de CONACULTA arroja algunos datos que van a ser de utilidad a las entidades federativas como al mismo organismo.

Los hábitos de lectura están relacionados con el nivel educativo, y constituye la posibilidad de formar ciudadanos que estructuren el conocimiento en beneficio de su propio desarrollo, del crecimiento de sus familias y de la prosperidad de la comunidad en su conjunto. El 28.5 % de la población a nivel nacional ha leído al menos un libro en un año, el 24.2% asistió por lo menos una vez a una librería y el 19.7 % compró por lo menos un libro. Los porcentajes son  desfavorables, representando un problema que se multiplicará de manera exponencial si no es atendido de manera prioritaria.

A nivel nacional, la asistencia a un museo es del 54.3 %, a zonas arqueológicas es del 43.5 % y la asistencia a presentaciones de música clásica es de 9.3 %. Existen diferentes motivos, que resultan todos gratificantes para su asistencia: diversión, conocimiento, distracción, curiosidad. Es importante que consideremos los motivos que los públicos tienen para asistir a eventos culturales y trabajar con ellos de manera intensa. La asistencia a museos y a zonas arqueológicas nos desarrollará la vinculación con la identidad nacional, nuestro sentido de pertenencia a un lugar, potencializando nuestros vínculos afectivos con nuestro pasado para entender nuestros orígenes. La música, la pintura, la escultura, la experiencia del arte desarrollará nuestra capacidad sensorial y desplegará las ideas, producto del pensamiento del ser humano.

A nivel nacional, el 31.3 % ha asistido alguna vez a un teatro, el 75.2 % a una sala de cine y el 12.2% ha visitado una sala de exposición de artes plásticas. El 12.5 % ha asistido al menos una vez en un año a un centro cultural, el 18 % ha visitado un monumento histórico, el 43.1 % ha asistido a una festividad tradicional de tipo regional. Los porcentajes relacionados con los públicos que les gustaría estudiar cualquiera de estas disciplinas resultan muy bajos. El desarrollo de profesiones vinculadas al arte y a la cultura no es significativo. El 1.3 % estudia letras, el 1.3  % arqueología y el 1.5% música.

Resulta motivo de análisis las temáticas abordadas en cada uno de los porcentajes que consideramos. Por ejemplo, si el 75.2 % ha asistido alguna vez a una sala de cine, sabemos que un 45% de ese público asistente prefiere películas de acción, frente a un 2.3% que prefiere el cine de arte. El 48% de la población nacional mencionó que no tiene interés en asuntos culturales, mientras el 40% de la muestra ve la televisión más de dos horas diarias.

Si partimos de que la cultura y el arte son los medios por los cuales la sociedad se sublima en su condición individual y comunitaria ante las condiciones propias que experimenta en su entorno, podríamos concluir que los datos que nos arroja la encuesta son un punto de partida para la toma de decisiones para la gestión cultural.

Las inconsistencias se vierten cuando en un país de 110 millones de habitantes, el 90% ha recibido formación escolar pero solo el 12.5 % ha asistido a un centro cultural. El binomio entre la educación y la cultura deberá en los próximos años resolver la falta de corresponsabilidad que existe en los datos duros que refleja la encuesta. La educación, en este sentido, deberá de impulsar una mayor participación de la sociedad en actividades artísticas, que permita conocer a través del conocimiento sensible y del pensamiento crítico.

Tendríamos que desvincular a la cultura de las ataduras que ha tenido durante largos años. La producción y vivencia de las expresiones artísticas deberán de estar cerca de nuestro entorno inmediato, tan cerca de nosotros como el oxígeno para respirarlo.

 @Arturo_Joel_PC

The following two tabs change content below.

Arturo Joel Padilla Córdova

Latest posts by Arturo Joel Padilla Córdova (see all)

Copyright : : : Todos los derechos reservados : : : Aviso de Privacidad : : : Haiku: Simplificar para Aplificar.